Mesa de la Ría en la «comisión de la confusión»

0
34

20140724_firmas1

POSICIONAMIENTO DE LA MESA DE LA RÍA EN LA LLAMADA «MESA DE PARTICIPACIÓN PARA LA RESTAURACIÓN DE LAS BALSAS DE FOSFOYESOS»

«COMISIÓN DE LA CONFUSIÓN»

La ría de Huelva, nuestra ría, aquella que fue definida por la organización ecologista Greenpeace como «un desastre ecológico a escala mundial», cuenta con el mayor vertedero de residuos industriales de Europa. Un vertedero que a la postre se ha demostrado ilegal, puesto que los vertidos que en él se han producido se realizaron contraviniendo nuestro ordenamiento jurídico.

A esta situación se ha llegado por un cúmulo de responsabilidades y dejaciones de numerosas partes implicadas, alguna de las cuales se sientan hoy ante la “mesa de participación para la restauración de las balsas de fosfoyesos”, y sobre los que no vamos a dejar de señalar su responsabilidad. Vamos a poner nombre y apellidos a todos los responsables de que la situación actual de nuestra marisma haya casi llegado a un punto sin retorno, pero aún no es así, todavía estamos a tiempo de poner en marcha soluciones, o mejor dicho, de poner en marcha la única solución admisible: LA RETIRADA TOTAL DE LOS VERTIDOS DE NUESTRA MARISMA.

En primer lugar, la principal y fundamentalísima responsabilidad le pertenece a Fertiberia, empresa que contraviniendo lo dispuesto en el título de concesión que poseía, depositó más de cien millones de toneladas de residuos industriales a escasos cientos de metros de nuestra ciudad, mintiendo sobre su condición de subproducto inocuo, a sabiendas de su carácter contaminante. Ella es la principal responsable de la situación, es quien ha contaminado de manera ilegal, y por consiguiente, en aplicación del principio que impera en derecho medioambiental español y europeo de que «QUIEN CONTAMINA PAGA», deberá sufragar en exclusiva y a su costa, la total restauración y devolución a su estado original de la zona de marisma que ha destruido. Repito, los ciudadanos de Huelva no van a admitir otra solución posible, y para eso, saldremos masivamente a la calle el próximo 9 de octubre.

Podemos ver también cómo participan en este mismo foro otros responsables, como son PSOE e IU, los cuales co-gobiernan en la Junta de Andalucía. La Administración Andaluza pudo haber puesto solución a esta cuestión desde el día 1 de enero de 2011, día en que cesaron los vertidos ilegales. Y lo pudo haber hecho aplicando la Ley 26/2007 de exigencia de responsabilidad medioambiental, que faculta a las comunidades autónomas a exigir la reparación del daño medioambiental causado, CUALQUIERA QUE SEA SU COSTE, a la empresa causante del daño, pero no lo hizo. Ni siquiera cuando desde la Mesa de la Ría y desde cientos de ciudadanos, se le envió escrito de solicitud a instancia de interesado de dicho procedimiento de exigencia de responsabilidad. No, se limitaron a desestimar estas peticiones mediante un escrito de resolución que no deja de ser una aberración jurídica sin fundamento alguno, y que estamos convencidos de que los tribunales de justicia terminarán declarando nulo. Entre otras lindezas, la Junta de Andalucía manifiesta que no es necesario iniciar el procedimiento de exigencia de responsabilidad porque «ya se ha producido la reparación del daño», cosa que es evidentemente incierta, la Junta de Andalucía miente, la delegada provincial de medio ambiente miente. Pues bien, Junta de Andalucía, es decir, PSOE e IU, son responsables también de la situación en la que nos encontramos.

Por otro lado, el Ministerio de Medio Ambiente (ahora PP) pudo haber ejecutado la sentencia judicial en todos sus términos desde la misma fecha de enero de 2011. También pudo hacerlo cuando desde la Mesa de la Ría se le solicitó mediante el correspondiente escrito de requerimiento ante una clarísima inactividad de esta Administración. Tampoco lo hizo, optó por ni siquiera responder a la petición formulada por esta organización. El Ministerio de Medio Ambiente debería haber obligado a que la empresa que incumplió su autorización hubiese reparado el daño causado y retirado de la marisma TODO lo que depositó indebidamente. Una vez más, nuestras Administraciones Públicas dejaron de velar por los derechos de los ciudadanos y defendieron otro tipo de intereses económicos y empresariales. El Ministerio de Medio Ambiente ha pleiteado contra Fertiberia durante una década por esta cuestión, y por lo tanto, no debe conformarse con una sentencia meramente declarativa en la que se les de la razón. NO, la sentencia debe ser ejecutada hasta el final, y el daño causado al medio ambiente de manera ilegal debe ser reparado en su totalidad.

Por otro lado, la Audiencia Nacional es responsable porque ha tenido dicha sentencia guardada en un cajón durante 4 años, y lo ha hecho hasta que curiosamente la Mesa de la Ría se ha personado en la causa. Ahora se apresuran a pedir explicaciones a todas las partes implicadas, cuando es precisamente dicho órgano judicial quien tenía que haber obligado a Fertiberia a que comenzara hace cuatro años a reparar el daño que causó.

Por último, CCOO y UGT carecen de credibilidad en este asunto, ya que su objetividad ha quedado en entredicho desde el momento en el que el dueño de Fertiberia, Villar Mir, declaró ante el juez que durante años había estado subvencionando sistemáticamente a estos dos sindicatos. La defensa a ultranza que durante décadas han realizado estas organizaciones de las actividades contaminantes llevadas a cabo por Fertiberia, encuentran ahora la necesaria explicación en las numerosas prebendas recibidas y que han sido puestas a la luz. No, CCOO y UGT no cuentan con credibilidad en lo que se refiera a los fosfoyesos, pues de todos es sabido que nadie morderá la mano que le da de comer.

Pues bien, todas estas partes se sientan hoy para debatir sobre unos hechos de los que todos son responsables en alguna medida, y lo hacen a instancias de la única Administración que no tiene capacidad ni competencia alguna para actuar, el Ayuntamiento de Huelva, en lo que nuevamente parece una jugada maestra del regidor municipal. De tal manera que si se alcanza una solución se arrogará el éxito de la misma, y si no se consigue dirá que él no tenía competencias para hacer nada, cosa que como hemos dicho es del todo cierta.

Los que se sientan hoy en esta mesa son los mismos que firmaron los acuerdos de 1991, pero que, ahora, tienen la desverguenza de incumplir nuevamente, permitiendo y autorizando la instalación de nuevas industrias en la Punta del Sebo, en contra del deseo de los ciudadanos. El ejemplo de FERTINAGRO-NUTRIFEED cuyo 100% del capital es pura y corrupta subvencion pública, es un nuevo caso sangrante contra la aspiración ciudadana de recuperar la Avenida Francisco Montenegro.

Desde la Mesa de la Ría estamos hartos de comisiones, de foros de debate, de órganos de consenso, y de demás variedades de «toreo de salón». Quienes tienen responsabilidades de gobierno deben limitarse a eso, a gobernar. Los que dirigen Administraciones Públicas deben actuar y ejecutar las leyes y las disposiciones judiciales. No entendemos como los responsables de que aún no haya sido castigada una empresa que ha vertido ilegalmente 120 millones de toneladas de residuos, se sienten a hablar y a marear la perdiz, cuando tienen en su mano poner solución al problema desde hace ya cuatro años.

En este asunto no vale la búsqueda de «la mejor solución posible», porque SÓLO HAY UNA SOLUCIÓN ADMISIBLE, tanto en justicia como en derecho, y es la devolución de la marisma a su estado original. Las Administraciones hoy presentes sólo deben tratar de que dicho proceso se lleve a cabo de la forma más adecuada desde el punto de vista medioambiental y de la salud de los ciudadanos de Huelva, y a que los costes de la recuperación del entorno natural sean sufragados por la empresa incumplidora de la Ley.

Señores del PP, PSOE e IU: GOBIERNEN, ACTÚEN, CUMPLAN LA LEY. Dejen de tratar de engañar a los ciudadanos con actuaciones teatrales y con dimes y diretes. El ciudadano de Huelva se ha cansado de que los tomen por tontos, y va a exigir la solución definitiva y única posible: LA RETIRADA TOTAL DE LOS VERTIDOS DE FOSFOYESOS DE NUESTRA MARISMA A COSTA DE FERTIBERIA, y el próximo 9 de octubre Huelva saldrá a la calle para reclamar lo que le corresponde, su derecho a que se haga justicia.

#JUSTICIAPARAHUELVA

justiciaparahuelva