No al Circo con animales

1
115

201212-nocirco

La Mesa de la Ría solicita que Huelva se incorpore con el nº 100 al listado de ciudades españolas con circos sin animales.

Para ello ha presentado una moción que el Ayuntamiento de Huelva sea la primera capital andaluza que prohíba los espectáculos de circo con animales salvajes y se una a los 99 municipios españoles que han declarado su localidad libre de espectáculos con animales.

El circo es un espectáculo dirigido a un público infantil, pero los circos con animales siguen mostrándolos como las exhibiciones de monstruos propios del siglo pasado. Afortunadamente nuestra comprensión del planeta y de los animales con quienes lo compartimos ha evolucionado y esta evolución debe reflejarse en todo lo que hacemos, ¿Cómo podemos inculcar el respeto hacia la naturaleza, cuando mostramos a los niños animales salvajes alejados de su medio y permanentemente confinados en pequeños recintos? ¿Cómo pretendemos educarles acerca de los animales si no se les permite comportarse normalmente, y se les fuerza unas posturas antinaturales? ¿Cómo podemos hablar de protección, cuando estos espectáculos muestran como normal tratar a los animales como objetos, sin que tengan opción alguna a la libertad?.

El escritor e hispanista Ian Gibson señala en relación al maltrato animal, “si los niños reciben estas enseñanzas de dolor y violencia, “qué futuro tiene un país?”.

Cuando pensamos en diversión, generalmente pensamos en una situación en la que todos los que participan se ponen alegres y disfrutan de diferentes gracias. El contrato de diversión no es para ambas partes cuando en el medio hay seres explotados, maltratados, humillados, golpeados, mal alimentados y otro largo etcétera.

Los animales no son juguetes, sino seres vivos cuyo lugar es la naturaleza, es la reivindicación de innumerables asociaciones animalistas que está modificando conciencias. (la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Derechos de los Animales’ (APDDA),  animanaturalis, Libera!, igualdad animal,  ANDA, Born Free Foundation, FAADA y otras muchas).

Aunque los espectáculos de circo no sean aparentemente violentos, en realidad son una condena a cadena perpetua y trabajos forzados para los animales, cuyas vidas se convierten en una auténtica tortura, tanto fuera como arriba del escenario, pasan la mayor parte del tiempo de sus vidas encerrados en jaulas, incluso encadenados.

Según el informe de infocircos “Los animales salvajes en los circos. La situación en España”, este ritmo de vida supone a los animales un grave estrés que conlleva consecuencias nefastas para su salud, algo a lo cual su organismo no siempre se puede adaptar. Este tipo de vida les impide desarrollar sus comportamientos naturales, lo cual les provoca un gran sufrimiento tanto físico como psicológico, y les genera una confusión que en muchas ocasiones deriva en trastornos y comportamientos anormales. En escena vemos el resultado de un adiestramiento estricto y cruel, porque los animales deben comportarse de una manera completamente desnaturalizada, realizando actividades impropias para su especie e inclusive dolorosas para su fisiología.

Dentro de no muchos años los circos con animales serán vistos como algo anacrónico, tal y como nosotros vemos hoy en día aquellos circos de hace cien años en los que se mostraba a personas deformes o con graves minusvalías como parte de las atracciones.

La exhibición de animales en el circo está prohibida por Ley en países como Canadá, Suecia, Dinamarca, Bolivia, Austria, Perú y Grecia. Según la lista de ciudades éticas de Infocircos.org, en la actualidad 99 municipios españoles se han declarado libres de espectáculos con animales en circos, de los cuales destacan sólo 6 capitales de provincia (Barcelona,  Girona, Lleida, Palma de Mallorca, Tarragona y Zaragoza-distrito de Casablanca) y de los cuales, sólo cuatro municipios andaluces han dado el paso ético: Priego de Córdoba, Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), Castilleja del Campo (Sevilla), Benalmádena (Málaga).

Nuestra provincia y el Término Municipal de Huelva, disponen de ejemplos de enormes extensiones y zonas protegidas que los onubenses hemos sabido proteger y conservar y donde es posible contemplar a los animales libres en sus habitats, entre las que destacan Doñana y Marismas del Odiel respectivamente. Los onubenses somos tradicionalmente respetuosos con los seres vivos, por lo que debemos mostrarnos como ejemplo y pioneros de un compromiso por la defensa de los derechos de todos ellos y sobre todo concienciar a las nuevas generaciones.

El 10 de diciembre fue el día internacional de los derechos de los animales, por ello, Huelva debe poner su granito de arena, uniéndose al listado de ciudades éticas, con el nº 100 y apostar por un circo espectáculo y creativo, dirigido a una educación en valores de nuestra infancia, donde el talento y la espectacularidad radique en las personas que trabajan en él. Circos españoles y de todo el mundo apuestan por una diversión sin crueldad animal, entre ellos destacan los más prestigiosos que no utilizan animales en sus exhibiciones, como el canadiense Cirque du Soleil.

ENLACE:

 

 

 

 

1 Comentario

Comments are closed.