La nueva factoría de Atlantic Copper generará un nuevo impacto sobre la salud de los onubenses

0
353
DCIM100MEDIADJI_0052.JPG

MESA DE LA RÍA ALERTA DEL GRAVE IMPACTO QUE TENDRÁ PARA LA SALUD LA CREACIÓN DE LA NUEVA PLANTA DE ATLANTIC COPPER

El colectivo solicitará en el pleno al Ayuntamiento a que inste a la Junta de Andalucía a tomar medidas de protección para la salud

Mesa de la Ría ha puesto en conocimiento tanto del Ayuntamiento de Huelva como de la Junta de Andalucía las “enormes irregularidades” que preceden a las autorizaciones del proyecto ‘CirCular’ de Atlantic Copper. Una iniciativa que, a juicio de Mesa de la Ría, contiene una “gravísima manipulación de datos”, ya que falsea las cifras de población a la que puede llegar a afectar, porque no considera la población real prevista en el planeamiento urbanístico vigente.

Como ejemplo, el informe de la mercantil, en cumplimiento de la Ley de Salud Pública de Andalucía, considera según Mesa de la Ría “de manera falaz y engañosa” que la población afectada a menos de 1.000 metros “es de 47 residentes en la parcela identificada”, considerando como afectado el único bloque residencial construido hasta la fecha en el Ensanche Sur. Sin embargo, la realidad es muy diferente, ya que se prevé la construcción de 3.214 viviendas, un gran centro comercial y de ocio, recinto ferial y de muestras, un club de tenis, un campo de fútbol de 18.000 espectadores (ya construido), diversas dotaciones así como un colegio (en construcción), lo que supone que el proyecto ‘CirCular’ afectará a la salud de una población de casi 8.500 personas.

Intervención de Paco Romero en el pleno del Ayuntamiento de Huelva

En este sentido, Mesa de la Ría solicitará en el próximo pleno que el Ayuntamiento de Huelva, como responsable de la autorización de la instalación, en defensa de la salud de la ciudadanía, remita a la Consejería de Salud y Consumo y a la Delegación Territorial de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul un informe que aclare la población real prevista, para que tomen las medidas de protección a la salud que estimen convenientes.

Y además, para que el Ayuntamiento de Huelva no autorice el comienzo de la obras hasta que la Junta de Andalucía no se pronuncie al respecto.

De hecho, el colectivo ha denunciado esta “manipulación de datos” tanto al Defensor del Pueblo como a la Consejería de Salud por los enormes daños que se pueden provocar en la salud de los habitantes de Huelva cuando existe una alternativa de ubicación en el Puerto Exterior de la ciudad.