Fosfoyesos: otro año perdido

0
470

MESA DE LA RÍA VALORA 2020 COMO “OTRO AÑO PERDIDO” EN LA SOLUCIÓN A LAS BALSAS DE FOSFOYESOS

Tras conocer el último informe del comité de expertos, se vuelve a constatar que el proyecto de Fertiberia es inviable

Mesa de la Ría valora como “una enmienda a la totalidad” la amplia documentación aportada por el comité de expertos en la mesa de los fosfoyesos, pues en su transcurso se desprendió lo inapropiado del proyecto de restauración presentado por Fertiberia.

Por un lado, el profesor José Borrego ha afirmado que la empresa no ha tenido en cuenta la sismicidad de la zona donde se asientan las balsas, pues un movimiento sísmico, como los que de manera periódica se producen en el lugar, provocaría una inestabilidad del terreno sobre el que se asientan las balsas, poniendo en serio peligro su estabilidad, con el consecuente riesgo de colapso que llevaría aparejado, así como del continuo proceso de hundimiento de las balsas, que se vería agravado con el peso de la capa superficial de tierra que pretende Fertiberia.

Igualmente, el profesor de la Universidad de Huelva Rafael Pérez López informó al órgano de participación de las numerosas filtraciones de lixiviados a la ría, con altos contenidos de metales pesados como el arsénico, uno de los mayores cancerígenos conocidos, a la vez que afirmó que estas filtraciones no procedían del agua de lluvia (como defiende Fertiberia para justificar el tapado superior), sino de la captación de agua por parte de las balsas por la propia acción de las mareas.

El comité de expertos hizo especial hincapié en la falta de los necesarios informes e investigaciones sobre los efectos en la salud del proyecto de Fertiberia y de sus posibles alternativas, además de la inexistencia de un plan de restauración para las zonas uno y cuatro de las balsas.

Para Rafael Gavilán, portavoz de Mesa de la Ría, “todo esto confirma que lo presentado por Fertiberia como un proyeco de restauración dista mucho de ser el adecuado, con lo que desgraciadamente nos encontramos en la misma posición que hace un año, cuando los expertos ya mostraron de manera muy contundente las carencias del plan pretendido por la empresa para enterrar los fosfoyesos”.

Desde Mesa de la Ría trabajaremos en todos los frentes necesarios para evitar que este desastre medioambiental sea cerrado en falso, y abogaremos ante todas las instancias políticas y judiciales para conseguir una verdadera restauración de la marisma, que consista en la devolución a su estado natural.