Fertiberia obligada a pagar el aval de 66 millones

0
521

MESA DE LA RÍA EXIGIRÁ QUE FERTIBERIA QUE PAGUE EL AVAL DE CASI 70 MILLONES DE EUROS

La organización llevará a pleno una moción para que sea el propio Ayuntamiento el que se encargue de llevar a cabo el trámite

El gravísimo problema medioambiental que acarrean las balsas de fosfoyesos requiere de una intervención contundente por parte de todas las Administraciones implicadas, si lo que se desea es alcanzar una solución definitiva a esta situación.

Francisco Romero y Rafael Gavilán en el pleno del Ayuntamiento de Huelva

Tras conocer la noticia relativa a que Fertiberia trata de eludir el pago del aval de casi 70 millones de euros, Mesa de la Ría propondrá al Ayuntamiento de Huelva en el próximo pleno que requiera a la Audiencia Nacional el inmediato embargo de bienes de la empresa por un valor exacto de 65,9 millones de euros, con objeto de dar cumplimiento a los mandamientos judiciales de fecha 21 de julio de 2015 y 30 de octubre de 2019.

Además, la organización incluirá en la propuesta que el Ayuntamiento inste al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico a que resuelva (negativamente) el procedimiento de Declaración de Impacto Ambiental del proyecto presentado por Fertiberia, para enterrar los fosfoyesos, con objeto de no ser partícipe de la treta de dilaciones injustificadas llevada a cabo por dicha empresa.

El concejal de Mesa de la Ría Rafael Gavilán opina que “Feriberia se ríe de la Justicia, de Huelva, de sus ciudadanos y de las instutuciones que los representan.” De hecho, el colectivo ciudadano cree necesario que el Ayuntamiento debe dirigirse a la Audiencia Nacional, de la misma forma que lo ha hecho el Ministerio de Transición Ecológica y la propia Mesa de la Ría, para solicitar que se lleven a cabo las medidas coercitivas previstas en la jurisdicción contencioso administrativa y se proceda al embargo de los bienes de Fertiberia por valor de 65,9 millones de euros.

Además, la sociedad onubense ha sido clara y unánime en multitud de ocasiones, manifestando de manera clara e inequívoca que no va a admitir ninguna solución parcial ni de carácter provisional. Por ello, el rechazo al proyecto de enterrado de los residuos presentado por Fertiberia, la empresa condenada a reparar el daño medioambiental causado, ha contado con el rechazo y la oposición de la práctica totalidad de los agentes económicos y sociales de la ciudad.