El riesgo de accidente químico en Huelva es similar al de Tarragona

0
547
Juan Manuel Buendía, atendiendo a las cámaras de Telecinco

MESA DE LA RÍA ALERTA SOBRE EL RIESGO EN HUELVA DE ACCIDENTES QUÍMICOS SIMILARES AL DE TARRAGONA

El accidente producido en una planta petroquímica catalana pone de manifiesto la necesidad de tener en la ciudad un plan de emergencia contando con la población

Mesa de la Ría recuerda que recabó miles de firmas ciudadanas demandando un Plan de Emergencia ante el riesgo de accidentes en el Polo Químico y que organizó el primer simulacro de accidente químico en la ciudad, en 2014. Con estas actuaciones, la organización exigía que la Junta de Andalucía elaborara un documento que fuera difundido y protocolarizado con la ciudadanía, de manera que la población supiera cómo actuar en el caso de producirse algún incidente como el de Tarragona.

Explosión en Atlantic Copper, de agosto de 2019, en el que tres trabajadores resultando heridos.

A raíz de dicha petición, la Junta de Andalucía elaboró un escueto documento, que no es más que un “copia y pega” de la Ley, y que en ningún caso se puede considerar como un plan de emergencia. Este documento fue alegado únicamente por Mesa de la Ría, solicitando cuestiones tan importantes como la hipotética reacción en cadena en el caso de accidente, teniendo en cuenta la proximidad de unas industrias con otras y que se unificaran los planes del puerto exterior con el interior. Además, se solicitaba la inclusión en este plan a Atlantic Copper, que incomprensiblemente nunca estuvo. Una petición que fue aceptada por la Junta de Andalucía.

En el caso de Huelva, a diferencia de Tarragona, no existe un sistema de aviso por megafonía a la ciudad, ni se han realizado simulacros, ni campañas de información. En el accidente de Tarragona, producido ayer, se ha demostrado que una distancia de 2 kilómetros no es suficiente para evitar un desenlace como el fallecimiento de un ciudadano por la metralla de la onda expansiva que afectó a su vivienda.

Rafael Gavilán, portavoz de Mesa de la Ría atendiendo a las cámaras de Telecinco.

Otra de las carencias de ese supuesto plan de emergencia ante el riesgo de accidente químico consiste en que no informa ni especifica las sustancias peligrosas que manejan las industrias del polo químico, cosa que pese a la gravedad de lo ocurrido, sí sucede en planes como el de Tarragona o el de Puertollano. Tampoco se prevé el riesgo de tsunami, que fue precisamente el caso ocurrido en el desastre radiactivo de Fukushima.

Hay que resaltar que al no realizarse por parte de la Administración Autonómica estas dos medidas, la ciudadanía desconoce cómo actuar en cuestiones tan básicas como la permanencia en los domicilios, la evacuación de la ciudad y qué rutas transitar.

Mesa de la Ría ya denunció estas circunstancias ante la Comisión Europea, citando como ejemplo accidentes sucedidos en el Polo químico de Francisco Montenegro (nube tóxica emitida por Atlantic Copper en octubre de 2012 y ampliado con el accidente de tres trabajadores en esas mismas instalaciones en agosto de 2019), quien abrió un expediente de infracción que aún permanece en tramitación.

Además, el plan de Huelva sigue excluyendo los riesgos inherentes a posibles accidentes en Nutrifeed Forte (antiguo Fertinagro), Air Liquide y Endesa. Cabe recordar que la explosión ocurrida en 2016 en West (Texas) de una fábrica de Fertilizantes, donde hubo decenas de muertos, en la que explosionó un depósito de Nitrato de Amonio al entrar en contacto con humedad, concuerda con el material que almacenan Nutriffed y Fertiberia.