El Puerto contra el urbanismo de Huelva

0
16

MESA DE LA RÍA ADVIERTE DE QUE EL PUERTO ESTÁ “DESTROZANDO” LA ORDENACIÓN URBANÍSTICA Y SU INTEGRACIÓN CON HUELVA

El proyecto de futuro presentado para la Avenida Francisco Montenegro de una zona pensada para el automóvil, no supone ningún avance urbanístico para la ciudad, sino un “derroche de dinero público”.


Proyecto ZAL del Puerto de Huelva en la Avenida Francisco Montenegro

Mesa de la Ría considera que Huelva, con un 30% de desempleo que alcanza hasta el 50% juvenil, necesita con urgencia un cambio de modelo estructural que la pase de una ciudad industrial contaminante a una urbe moderna enfocada a los Servicios, la Industria Tecnológica, la Cultura, el Turismo y el Medio Ambiente. 

Francisco. Montenegro es un área de oportunidad para la consecución de estos objetivos y para el presente más inmediato, necesario y urgente.

Por ello, para esta plataforma ciudadana carece de sentido “otro nuevo parche”, que se suma a los proyectos de la Zona Industrial Logística (ZAL) o un nuevo vertedero de escorias de fundición que darían fachada a esta avenida, cuya recuperación urbanística es un deseo ciudadano desde que se instaló el Polo Químico.

Estos proyectos, con fuerte incidencia territorial, y que en el caso de la ZAL se pueden ejecutar en otros espacios, han sido planteados por el Puerto contra el Plan General de Ordenación vigente que no los contempla, y contra la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía que obligaría a modificarlo para que fueran viables, “con la aquiescencia del alcalde que actúa como un mero espectador de parches urbanísticos sin un modelo de ciudad”.

Igualmente, la anunciada nueva concesión portuaria de los suelos de astilleros sin una reflexión urbanística supone otro atraso más en la integración de la ciudad en su frente Marítimo. El concejal de Mesa de la Ría, Rafael Gavilán, recuerda que el pleno aprobó la moción esta organización para instar al Puerto a trasladar el astillero a zonas con mayor calado en el Puerto Exterior, para reforzar un importante nicho de empleo industrial y, a la vez, poder remozar otra área de oportunidad urbanística que integre la barriada del Molino de la Vega con la ría.

Finalmente, Mesa de la Ría quiere manifestar que la necesidad de aparcamiento reclamada por el Club Marítimo desde antaño puede resolverse con un aparcamiento provisional en la paralizada central térmica, con un presupuesto inferior, hasta que el planeamiento urbanístico, con la preceptiva participación ciudadana decida qué futuro dar a los terrenos de la Punta del Sebo o Francisco Montenegro.