CSN da la razón a Mesa de la Ría 11 años después

0
235

MESA DE LA RÍA CONSIDERA QUE LA CONSTATACIÓN DEL CSN SOBRE LA RADIACTIVIDAD EN LOS FOSFOYESOS CONFIRMA EL ECOCIDIO AMBIENTAL Y SANITARIO DE HUELVA

Rafael Gavilán y Aurelio González frente al Ministerio de Medio Ambiente el pasado 28 de septiembre

11 años después, el Consejo de Seguridad Nuclear da la razón a Mesa de la Ría

La publicación del informe del Consejo de Seguridad Nuclear, que confirma que Huelva tiene el triste honor de tener dos de las seis áreas contaminadas de España a 500 metros de la ciudad, apunta a “serias responsabilidades criminales del Gobierno central y la Junta de Andalucía” quienes desde décadas “no solo negaron el problema sino que lo ampliaron”

Para Mesa de la Ría son demasiadas las personas que mueren de cáncer y enfermedades ambientales en Huelva desde hace décadas sin que las administraciones responsables y conniventes con una industria sucia, delictiva y criminal hayan tomado cartas en la limpieza y descontaminación de la marisma y los terrenos ocupados, y ya desalojados por estas industrias.

Vista aérea de las Balsas de Fosfoyesos

Si bien Mesa de la Ría felicita al Consejo de Seguridad Nuclear por hacer ahora pública la contaminación radiactiva de las balsas de fosfoyesos y del CRI-9, no es menos cierto que este organismo lleva más de una década ocultando esta información, tal y como informó Mesa de la Ría el 11 de noviembre de 2007 con el título “QUÉ OCULTA EL CSN”. Un organismo que tampoco dio respuesta al contundente informe sobre la radiactividad de los fosfoyesos encargado por Greenpeace del laboratorio independiente sobre radiactividad francés Crii-RAD.

El silencio cómplice de Gobierno, Junta de Andalucía y el propio CSN, en relación a la radiactividad de las balsas de fosfoyesos de la empresa FERTIBERIA, fue denunciado ante el Ministerio Fiscal de Huelva que procedió al archivo de la denuncia.

Dicho archivo fue el detonante de la apertura del expediente de infracción 2007/2448 de la Comisión Europea contra España instado por Mesa de la Ría que obligó a la justicia a paralizar los vertidos de fosfoyesos a la marisma el 31 de diciembre de 2010.

Mesa de la ría recuerda que hace 8 años que las autoridades no mueven un dedo por eliminar los fosfoyesos y recuperar la marisma contaminada por radiactividad, por lo que, el pasado día 28 de septiembre, una comisión de Mesa de la Ría se reunió con el Secretario de Estado y representantes del Ministerio de Medio Ambiente con el objetivo de arrancarles el compromiso de que resuelvan negativamente la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto de FERTIBERIA que pretende tapar los residuos radiactivos con una capa de 20 centímetros de tierra. De momento, el colectivo ciudadano se trajo el compromiso de una próxima reunión el 5 de noviembre, tras estudiar el proyecto de Fertiberia.