El ZAL en la Punta del Sebo es inviable

0
76

MESA DE LA RIA APUNTA QUE LA ZONA DE ACTIVIDADES LOGÍSTICAS DEL PUERTO EN FRANCISCO MONTENEGRO ES INVIABLE.

La ZAL del Puerto tiene demasiadas trabas para construirse en la Punta del Sebo.

Pese a la negativa del pasado pleno de aprobar la moción de Mesa de la Ría para evitar la construcción de la primera fase de la zona logística en Francisco Montenegro de la Sociedad Unipersonal Vizcaína ‘Huelva Logística Integral’, su construcción se hace cada vez más inviable.

Rafael Gavilán, concejal de Mesa de la Ría, certifica que “pese a que el PSOE sustentó su negativa a aprobar lo solicitado por la moción de Mesa de la Ría en un informe jurídico del secretario del Ayuntamiento redactado exprofeso, mientras que los informes urbanísticos y ambientales del expediente a los que ha tenido acceso Mesa de la Ría destacan enormes inconvenientes para instalar esta primera fase de la ZAL en Francisco Montenegro, motivo por el que se ha suspendido la tramitación.

La unidad de servicio integral al transporte compuesta por un taller mecánico integral, un lavadero especializado en limpieza de cisternas, desgasificación, contenedores e isotermos, ADR, químicos, lavado de cisternas de vagones de trenes de mercancías peligrosas, una gasinera de gas natural licuado y comprimido y una gasolinera tradicional, es la instalación necesaria para dar sustento a una ZAL 50 hectáreas, que el Puerto ha dividido en fases para obtener las autorizaciones ambientales.

En la pretendida autorización, el informe que consta en el expediente, discute en el apartado urbanístico que ésta sea la “industria ligera” prevista en el Plan general de Huelva ni en el Portuario.

Considera que zona de Actuación prevista entra en colisión con los usos residenciales del Ensanche Sur y la cercanía al Parque Sur y Recinto ferial “parecen revelar una incoherencia en el uso de zona logística con actividades calificadas y potencialmente contaminantes (EDAR, ADR, RID) que se pretenden y para las cuales el Plan Especial del Puerto tiene otros suelos con destino a ese uso como dominante, Zona Logística o Zona lnfraestructural

El informe abunda en que “no constan consultas o solicitada información urbanística en esta área para la localización más idónea/viable de la Zona de Actividades Logísticas en el territorio del municipio”, algo que viene defendiendo Mesa de la Ría desde que el Puerto anunció unilateralmente la ZAL.

Considera que para poder definir nuevos puntos de venta de carburantes será necesario cumplir con lo establecido en el Art. 125 del PGOU, tramitar una Modificación del Plan Especial de Carburantes y que, en relación con la protección de la salud, el conjunto-complejo está formada por distintas actividades que debieran situarse a más de 1.000 metros de zonas residenciales como el Ensanche Sur.

En el informe ambiental del expediente se detalla que con la nueva implantación “se incumplen las distancias mínimas de 500 metros hacia estaciones de servicio cercanas previstas reglamentariamente en el ámbito portuario”, y considera la contaminación del suelo de la parcela concedida por el Puerto a “Huelva Área Logística Integral” en un estudio realizado con fecha 31/10/2010 por el laboratorio «VORSEVI» para la propia Autoridad Portuaria, lugar donde se tomaron cuatro muestras en la parcela que demostraban la contaminación de un suelo que el Puerto no ha descontaminado y  que, sabiéndolo, ha concedido a un tercero.

Dicho informe advierte de que, según la legislación,son los propietarios del suelo los responsables de la descontaminación de los mismos, por lo que deberá realizarse por la sociedad Vizcaína Unipersonal, “un estudio de tomas de muestras y caracterización más profunda en la parcela, por empresa acreditada, desde superficie hasta la profundidad de 90 cm, determinando asimismo el nivel freático en las mismas y profundidad de las arcillas limosas de color gris oscuro (fango de marisma)”. 

Mesa de la Ría recalca que la ZAL no es viable en la Punta del Sebo y que en Francisco Montenegro no caben más industrias ligeras, ni pesadas, sino el deseo de los ciudadanos de recuperar para la ciudad este espacio emblemático, confluencia de los ríos Tinto y Odiel, por el que seguiremos luchando.