HUELVA VA A RECUPERAR LA PUNTA DEL SEBO

0
520

LA MESA DE LA RIA, EN SU DEFENSA A ULTRANZA DE LA AVENIDA FRANCISCO MONTENEGRO, COMPRUEBA LA NECESIDAD URGENTE DE UN TRABAJO DE TODA LA CIUDADANÍA DE HUELVA PARA LOGRA ESTE GRAN OBJETIVO.  

A pesar de la negativa del Pleno a realizar el informe urbanístico que paralice las intenciones del Puerto para seguir manteniendo la Avenida Francisco Montenegro para uso y vertedero industrial, la Mesa de la Ría está convencida de que con la participación ciudadana vamos a conseguir la recuperación de esos espacios.

Lo que Mesa de la Ría le pide al Ayuntamiento de Huelva es un informe de compatibilidad urbanística, a emitir por los técnicos municipales, sobre el proyecto planteado por el Puerto, de construir en la Avda. Fco Montenegro una Zona de Actividades Logísticas (ZAL), así como un vertedero de residuos industriales para Atlantic Copper.

Consideramos que esos informes globales despejarían cualquier duda que pueda existir sobre la legalidad urbanística de ambos proyectos, por lo que no resulta entendible la denegación al mismo de PSOE, PP y la abstención de Ciudadanos.

Nos preguntamos qué intereses ocultos defienden estos partidos, que se oponen por sistema a propuestas que responden a un claro beneficio general, cómo es la recuperación de los espacios de la Avenida Francisco Montenegro, que hace más de 50 años nos fueron arrebatados y que la ciudad lleva décadas reivindicándolos.

Es hora de quitarse la máscara y conocer quienes trabajan para Huelva y quienes viven de Huelva.

Cabe recordar que desde Mesa de la Ría entendemos que el informe urbanístico de la ZAL debe hacerse de manera conjunta sobre la totalidad del proyecto, en lugar de hacerlo fraccionado por fases, en sucesivas contrataciones de obras, estrategia que ha puesto en marcha el Puerto, tal y como hiciera Gas natural en el Proyecto de inyección de gas en Doñana, rechazado desde la Junta, pues en ambos casos, una evaluación del proyecto en su totalidad, resultaría inviable desde el punto de vista legal.

La Ley de Gestión de la Calidad Ambiental establece también que una zona industrial de estas características requeriría, entre otros permisos, una Autorización Ambiental Unificada, pues supera las 25 hectáreas de superficie, así como una evaluación Ambiental, impedimento que se estaría tratando de sortear mediante una licitación por fases.

Rafael Gavilán ha recordado que la dictadura convirtió el espacio de más valor de Huelva, la Punta del Sebo, en una cloaca, y ahora el Puerto proyecta, de manera unilateral sin participación ciudadana, un trastero-almacén de una zona que debe ser el balcón de nuestra ciudad y que el propio Plan General destina a otros usos. El alcalde se convierte en un “subalterno” del Puerto que se salta la ley urbanística de Huelva, un Plan General que recogió los acuerdos de 1991, refrendados por su propio partido y que consideraba la enorme potencialidad de los terrenos de la Punta del Sebo para usos diferentes al industrial.

Desde la pérdida de los espacios culturales, paisajísticos y dotacionales de la ciudad de Huelva, con la instalación del Polo químico, la ciudadanía nunca ha tenido oportunidad de decidir lo que desea para la Punta del Sebo. La confluencia de los ríos Tintos y Odiel, lugar de gran potencialidad futura, en donde se perdieron grandes espacios verdes, paseos, monumentos regionalistas como la Fuente de las Naciones, balnearios, playas históricas y comunicaciones como el ferrocarril que conectaba todas estas dotaciones, debe ser diseñada en un proceso democrático y participativo por toda la ciudad, en lugar de hacerlo, como pretende el Puerto de Huelva, mediante decisiones unilaterales y carentes de planificación urbanística.

El colectivo piensa, que sustituir la industria pesada por una gran explanada logística de naves de almacenaje de más de 50 hectáreas, mas las 15 hectáreas que requiere el nuevo vertedero de escoria de fundición de Atlantic Copper, es algo que debería hacerse conforme a la normativa vigente. Mesa de la Ría considera que esta propuesta no desarrolla la verdadera potencialidad de un espacio tan importante para la ciudad y su entorno natural y paisajístico, como es la Punta del Sebo, sobre la que debe girar, sin ninguna duda, el futuro desarrollo social y económico de nuestra ciudad.

La Avenida Francisco Montenegro debe ser el eje vertebrador de ese nuevo diseño de ciudad, porque “Otra Huelva es Posible”.