Por el traslado y construcción de modernos astilleros en Huelva

0
169

MESA DE LA RÍA PIDE QUE EL CONSISTORIO SE VUELQUE EN EL CUMPLIMIENTO DE SU MOCIÓN QUE PROPONÍA EL TRASLADO Y CONSTRUCCION DE UNOS NUEVOS Y MODERNOS ASTILLEROS

EL PUERTO SÓLO QUIERE ACTIVIDADES CONTAMINANTES

Recuerda para ello que en el Pleno de abril de 2017, se aprobó por unanimidad una moción para instar al Puerto de Huelva a que acometiera las obras necesarias para albergar unas nuevas y modernas instalaciones en el Puerto Exterior, con lo que Huelva daría un paso más en la recuperación de su frente marítimo, generando empleo.

Para Mesa de la Ría, resulta cada vez más claro que el Puerto sólo tiene interés en mantener actividades contaminantes en el suelo público ocupado y gestionado por dicho organismo. Unas actividades que los Estudios epidemiológicos ya publicados nos alertan con mayor insistencia que ocasionan un aumento de la mortalidad y enfermedad en Huelva y su entorno.

El Sector de la Construcción Naval es una actividad económica histórica muy arraigada en Huelva y ha sido una importante fuente generadora de empleo de calidad que llegó a generar miles de empleos directos e indirectos que se derivaban de dicha actividad.

Desde Mesa de la Ría ya advertimos que debemos apostar plenamente por la promoción de un sector industrial arraigado y no contaminante como es el de la construcción y reparación naval, por lo que creemos conveniente que desde las instituciones públicas se tomen las medidas necesarias para evitar que éste desaparezca. La imperiosa necesidad de crear puestos de trabajo en nuestra ciudad nos debe servir de acicate para que actuemos de manera diligente en este asunto, y trasladar los astilleros a zonas con calado, donde no se pierdan encargos navales como el de Balearia.

Por otro lado, es evidente que en el futuro diseño de ciudad, y dada la aspiración histórica de ésta de encontrarse con su ría, hace pensar que el lugar donde se ubica en la actualidad dicha actividad industrial no es la más idónea ni desde el punto de vista urbanístico, ni por supuesto desde el punto de vista empresarial y comercial, así como por los problemas de calado que conlleva la altura de la ría en que se encuentra y el aumento de los costes que eso supone.

Para Mesa de la Ría, la solución que daría respuesta a todas estas necesidades, y que resultó aprobada por unanimidad en el pleno de abril de 2017, pasaría por el traslado de los astilleros de Huelva a la zona del puerto exterior, donde podría contar con unas instalaciones acordes a sus expectativas futuras de trabajo, modernas y en las que los problemas de calado, como condición insalvable a la hora de suscribir contratos de trabajo, pasen definitivamente a la historia.

Para ello, se aprobó por unanimidad que el ayuntamiento gestionase con la autoridad portuaria de Huelva la principal interesada y promotora de este traslado, pues es ésta quien tiene como objetivo tanto el recuperar para otros usos la parcela que actualmente ocupan los astilleros, así como la posibilidad de poder prestar otro servicio adicional y de calidad a los barcos que actualmente operan en el puerto. Para ello, la Autoridad Portuaria de Huelva tendría que acometer las obras de construcción de unas nuevas instalaciones, modernas y competitivas.

Con ello, el objetivo que se alcanzaría sería triple: por un lado, el Puerto de Huelva, y por tanto la ciudad y sus habitantes, recuperarían de verdad para su uso y disfrute una parte importante del frente de la ría. Por otro lado, la modernización de las instalaciones dotaría de expectativas económicas y de empleo a la ciudad, y por último, el Puerto podría ofrecer un servicio adicional de mantenimiento y reparación de buques a sus actuales y futuros clientes.

La inversión a realizar por la Autoridad Portuaria podría ser recuperada paulatinamente mediante el correspondiente aumento del canon a satisfacer por la empresa concesionaria de la explotación de dichas instalaciones. Los nuevos astilleros podrían basar principalmente su carga de trabajo en el servicio de reparación, mantenimiento y construcción de naves, incluido el mantenimiento y reparación in situ de los barcos que actualmente recalan y operan en el Puerto Exterior.