AIQBE contra Huelva

0
259

MESA DE LA RÍA CONSIDERA CÍNICA E INTRANSIGENTE LA POSTURA DE AIQBE EN SU OBCECADA DEFENSA DEL PROYECTO DE ENTERRADO DE LOS FOSFOYESOS.

AIQBE rema a contracorriente del resto de la sociedad onubense

La Mesa de la Ría critica el cinismo de AIQBE, empeñada en defender un proyecto que ha sido unánimemente rechazado por todos los agentes políticos y sociales de la ciudad, y contra el que la propia ciudadanía se ha posicionado masivamente en contra en numerosas manifestaciones y movilizaciones, así como en la recogida de más de 20.000 firmas promovida por Mesa de la Ría.

Del mismo modo, desde Mesa de la Ría queremos recordarle al Presidente de AIQBE que el proyecto que defiende es incompatible con el ordenamiento urbanístico de la ciudad (tal y como consta en un informe emitido por el Ayuntamiento y aportado por Mesa de la Ría a la Audiencia Nacional), con lo que se podría afirmar que están defendiendo un proyecto “ilegal”, pues éste incumple lo preceptuado en la Ley 7/2007, de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental, cuando establece los requisitos necesarios para poder obtener la pertinente Autorización Ambiental Integrada.

El proyecto que corporativamente defiende AIQBE en solitario, supondría la pérdida definitiva e irremediable de una gran parte de nuestros espacios naturales, tanto para nuestra generación como para las venideras, e impediría que Huelva pudiera ver cumplido su objetivo de llegar a ser una ciudad integrada en la naturaleza, limítrofe con lugares de interés comunitario y reserva de la biosfera, y que por consiguiente se perdería la oportunidad de poder dar a conocer la marca “Huelva” como la de una ciudad respetuosa e integrada en el entorno natural.

Desde Mesa de la Ría queremos recordarle a AIQBE y a la ciudadanía que la propia Audiencia Nacional ha cuestionado la validez del proyecto de enterrado de los fosfoyesos, por lo que ha instado a la Administración Autonómica a que tramite la correspondiente Autorización Ambiental Integrada, solicitud que aún no ha sido ni siquiera presentada por Fertiberia, con lo que difícilmente se puede responsabilizar a otra causa, distinta a la dejadez de su propia asociada Fertiberia, el motivo por el que dicho procedimiento “no avance”, tal y como denunciaba el Presidente de AIQBE en unas recientes declaraciones.

Mesa de la Ría quiere transmitir a la ciudadanía que de ningún modo va a permitir un proyecto de restauración de la marisma destruida por los fosfoyesos que no suponga una devolución de ésta a su estado natural. Para ello, seguirá trabajando en todos los frentes judiciales, administrativos, políticos y sociales, tanto nacionales como internacionales, hasta lograr que se consiga ese objetivo.

La descontaminación de las 1200 hectáreas de marisma destruidas supondría una importante fuente de generación de empleo, además de llevar aparejada una mejora sustancial en la salud de la ciudadanía de Huelva por la consiguiente eliminación de un inmenso foco contaminante ubicado a escasos metros de la ciudad. Huelva debe ser pionera y referente mundial en la recuperación de espacios degradados, y hacia ese objetivo dirigiremos todos nuestros esfuerzos.