El Ministerio dice sí a Fertiberia

1
348

image

La Ministra de Medio Ambiente Isabel Tejerina aprueba definitivamente el proyecto de Fertiberia de enterrado de las balsas de fosfoyesos.

​El Ministerio de Medio Ambiente, mediante informe de fecha 2 de marzo de 2016, ha atendido el requerimiento realizado por la Audiencia Nacional y ha declarado como «idóneo» el proyecto presentado por Fertiberia consistente en enterrar las balsas de fosfoyesos bajo una fina capa de tierra.

​Concretamente, en su apartado duodécimo, el citado informe dice textualmente: «Esta Dirección General considera oportuno valorar idóneo el proyecto constructivo de clausura de las balsas de fosfoyesos situadas en el término municipal de Huelva», de modo que, a juicio de esta organización, se ha consumado la traición que desde hacía meses se estaba gestando desde el Gobierno Central (dirigido por el Partido Popular) hacia Huelva y su ciudadanía. En estos momentos resulta difícil de entender la postura del Partido Popular local, quien por un lado se opone al proyecto de Fertiberia acudiendo a la manifestación del pasado 3 de diciembre, y por el otro aprueba dicho proyecto desde las instituciones donde gobierna.

​Desde la Mesa de la Ría queremos trasladar un mensaje de tranquilidad y solicitamos una vez más a la ciudadanía que deposite su confianza en nuestra organización, pues somos el único colectivo que ha mantenido una postura firme de oposición en este asunto, la cual vamos a seguir defendiendo en el futuro.

​Cabe recordar que la Audiencia Nacional aún tendrá que resolver un recurso presentado por la Mesa de la Ría, así como un incidente de ejecución. Del mismo modo, queremos anunciar que en los próximos días nos opondremos ante el Tribunal Supremo al recurso que presentó Fertiberia contra el aval que le impusiera la Audiencia Nacional por un importe de 65,9 millones de euros.

​Desde la Mesa de la Ría consideramos que el proyecto de Fertiberia es inejecutable, y así se lo hemos trasladado en nuestro último requerimiento al Tribunal, no obstante, en los informes aportados al expediente judicial por el Instituto Geológico Minero (IGME) y por la Empresa para la Gestión de Residuos Industriales (EMGRISA) se ponen de manifiesto nuevas circunstancias que nos hacen preguntarnos cómo resulta posible que el Ministerio de Medio Ambiente le haya dado el visto bueno al citado proyecto.

​Concretamente, en dichos informes se constatan las filtraciones de arsénico al rio Tinto desde las balsas de fosfoyesos, también la alta radiactividad de las aguas internas de las balsas, además del riesgo de que un hipotético tsunami afecte a la zona (por lo que se solicita la construcción de una escollera en todo el perímetro), la imposibilidad de que una vez clausuradas las balsas sean compatibles con ningún tipo de uso para la ciudad, etc… La existencia de arsénico proveniente de las balsas, según concluye el informe IGME, y el hecho de tratarse de un elemento que no contienen los fosfatos, demuestra la hipótesis mantenida por la Mesa de la Ría de que los fosfoyesos son residuos tóxicos, ya que éstos fueron mezclados con 1,2 millones de Tm. de ácidos arsenicales, lo cual convierte a las balsas en un enorme reactor químico.

En definitiva, se confirman las tesis de la Mesa de la Ría en el sentido de que los impedimentos para que los vertidos de fosfoyesos permanezcan en dicho lugar para siempre son infinitamente superiores a los existentes en el caso de un hipotético traslado, previa descontaminación de los mismos.

​Todos estos impedimentos, unidos a la evidente incompatibilidad con el ordenamiento urbanístico de la ciudad, nos hacen ser optimistas en la batalla legal que aún queda por desarrollar. La Mesa de la Ría no va a cejar en su empeño hasta conseguir que la marisma del Tinto, desaparecida bajo 120 millones de toneladas de fosfoyesos, vuelva a su estado natural; por nuestra salud, por el futuro de nuestros hijos y porque es de justicia que lo logremos. #JusticiaParaHuelva, #MarismaLimpia.

image

DOCUMENTOS ANEXOS:

00-bandera-amarilla

1 Comentario

  1. No puede ser que tengan a Huelva como vertedero donde las fabricas pueden vertir todo lo que les da la gana. A cualquiera lo llaman ministra y mas de medio ambiente asi esta la provincia. El que contamina paga y que retire lo que han vertido. Es de vergüenza que una ministra de medio ambiente tenga que aceptar un proyecto que no va a solucionar nada.

Comments are closed.