Las obras del espigón sin estudio de impacto ambiental contra lo requerido por Bruselas

0
432

MESA DE LA RÍA PREGUNTA EN EL PLENO SOBRE LA LICENCIA DE OBRAS DE LA BALSA DE RELLENO DE DRAGADOS Nº 4 EN EL ESPIGÓN EN PLENO PARAJE NATURAL MARISMAS DEL ODIEL

En el documento el Colectivo ciudadano denuncia que las obras se realizan sin todas las preceptivas autorizaciones y pregunta si el Ayuntamiento va a paralizar cautelarmente las obras para restaurar la legalidad infringida

El pasado mes de julio de 2015, el Puerto de Huelva ha iniciado las obras de la cuarta balsa (fase 1), para vertidos de residuos procedentes de dragados contaminados de la Ría de Huelva, cerrando el acceso al público ajeno a dichas obras al Paraje Natural y a los lugares de Ia Red Natura 2000.

Con estas obras en el espigón Juan Carlos I, que afectan de manera directa al medio ambiente, se impide el acceso público al paraje natural para actividades recreativas como la pesca y con ello se privatiza un espacio de uso y dominio público marítimo terrestre sin las autorizaciones pertinentes.

El 23 de septiembre de 2010, hace más de 5 años, tras las negativas del Puerto de Huelva no sólo a solucionar el problema sino a informar sobre él, la Mesa de la Ría envió un escrito de queja a la Comisión Europea sobre el relleno de balsas de dragado del espigón Juan Carlos I con los fondos contaminados de la Ría de Huelva, en concreto la balsa nº 4, que había sido licitada directamente por el Puerto de Huelva y FOMENTO sin la preceptiva Evaluación de Impacto Ambiental por la legislación regional y nacional que recogen las directivas europeas, desecando humedales protegidos por la Red Natura 2000

Informábamos que la destrucción de hábitats protegidos en la ría de Huelva es la forma habitual de actuar, tanto de la Autoridad Portuaria de Huelva, como del Ministerio de Fomento, en todos los espacios que gestionan con tales protecciones, lo que supone una pérdida muy acelerada en los últimos años de la biodiversidad de la que dispone la ría de Huelva (expte. EU PILOT 2011/12).

El proyecto de la balsa 4, situado en la playa o zona de dominio público marítimo terrestre del estuario de los Ríos Tinto y Odiel, se realizaba a continuación de las balsas 2 y 3 construida incomprensiblemente en años anteriores dentro del área de la delimitación de los LIC (Lugares de Interés Comunitario de zonas de la red Natura 2000).

foto01

La Comisión Europea abrió expediente de infracción EU PILOT 2011/12 tras denuncia de Mesa de la Ría de Huelva, concluyendo en un informe de 18 de octubre de 2011 que manifestaba literalmente:

“Las autoridades españolas han contestado, en resumen, que, dado que la 2ª fase del proyecto –la que se pretendía ejecutar ahora por la autoridad portuaria era susceptible de afectar los antedichos lugares de interés comunitario, dicha fase del proyecto -que estaba en principio cubierta por el procedimiento de evaluación ambiental culminado en 2004 (BOE 193 de 11 de agosto), deberá someterse a nueva evaluación de impacto ambiental con pleno análisis de posibles afecciones, antes de poder ser autorizado, a la vista de la naturaleza de protegidos de los lugares afectados, adquirida después de esa primera evaluación. La nueva evaluación respetará todas las condiciones del Artículo 6 párrafos 3 y 4 de la Directiva 92/43/CE, sobre la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora salvaje y de la legislación española de transposición, en particular la ley 42/2007 de 13 de diciembre, de Patrimonio Natural y Biodiversidad y demás disposiciones aplicables. Estas obligaciones fueron comunicadas por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía a la autoridad portuaria de Huelva el 11 de agosto de 2011.

          Además las autoridades españolas han confirmado que el proyecto se verá reducido en sus dimensiones y que en ningún caso podrá ejecutarse en el interior del LIC Estuario del Tinto.

Dado que el proyecto no se ha ejecutado y que previamente deberá sometido a evaluación de sus efectos sobre el medio ambiente y en concreto sobre los lugares protegidos Estuario del Río Tinto ES6150029 y Paraje Natural Marismas del Odiel ES0000025, con todas las garantías del Artículo 6 párrafos 3 y 4 de la Directiva 92/43/CE, de 21 de mayo de 1992, relativa a conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora salvaje, no se puede identificar en la actualidad infracción alguna del derecho de la VE, y es nuestra intención archivar el presente expediente. Antes de proceder a su archivo, están Vds. invitados a formular cuantas observaciones estimen oportunas ante esta propuesta en el plazo de 4 semanas a contar de la recepción de la presente.”

Mesa de la Ría no presentó ninguna alegación a dicho informe, al considerarlo en su contenido ajustado a Derecho.

Sin embargo, el 4 de enero de 2013 el Ministerio de Fomento realizó una consulta del proyecto denominado “modificación nuevo recinto para materiales de dragado en la ría de Huelva (Huelva) recinto nº4, primera fase”, sobre si el citado proyecto ha de someterse o no al procedimiento de evaluación de impacto ambiental, expediente que en este caso si fue alegado por la Mesa de la Ría en el mismo sentido que la denuncia presentada ante la Comisión Europea.

Sin haber obtenido respuesta, el pasado mes de julio de 2015, hemos conocido por la prensa que el Puerto ha iniciado las obras de la balsa 4, cerrando el espigón a los tradicionales usos lúdicos.

Puestos en contacto con otras organizaciones ecologistas que también denunciaron y alegaron la necesidad de un EIA a tal proyecto, así como su inviabilidad de ejecución, obtenemos la resolución del Ministerio (BOE 29 de mayo de 2014), que ha consistido en denominar fase 1 (balsa 4) a la que era fase 2 (balsa 4) del vertedero de residuos, unos 300 metros de las anteriores balsas 2 y 3, sin realizar la adecuada Evaluación Ambiental del Proyecto que exige la legislación e incumpliendo lo requerido en el expte. EU PILOT 2011/12 y en el informe de Bruselas de 18 de octubre de 2011.

mapa

Por ello consideramos que el proyecto no se ha sometido a una adecuada y especifica evaluación de sus efectos sobre el medio ambiente y que este destruye hábitats protegidos por la legislación Española y Directivas Europeas, privatizando espacios públicos del paraje Natural Marismas del Odiel, sin la autorización de Costas para balsas de vertidos químicos, por lo que el Ayuntamiento debe paralizar las obras que ya se pudieran estar ejecutando.

ESCRITO DE ARCHIVO DEL EXPEDIENTE POR LA NO EJECUCIÓN DEL PROYECTO, QUE AHORA EL PUERTO DE HUELVA VUELVE A RETOMAR.

carta

ENLACE:

 

logo-cabecera