Concentración en la Casa Colón

0
95

2014-05-13 11.01.57

MESA DE LA RÍA SE CONCENTRA ANTE LA CASA COLÓN PARA RECIBIR A LA MINISTRA DE LOS FOSFOYESOS

El colectivo ciudadano Mesa de la Ría le exige a la Ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente la retirada de los Fosfoyesos de las marismas de Huelva. Problema que ella conoce muy bien, como antigua empleada de Villar Mir, propietario de la industria química responsable del vertido, Fertiberia.

DESDE LA MESA DE LA RÍA LE PEDIMOS A LA MINISTRA:

– Que obligue a retirar los fosfoyesos que Fertiberia, empresa delincuente, ha depositado en las marismas de Huelva, como así lo exige la sentencia, y que se cumpla.

– Que por una vez se escuche a los onubenses que queremos una marisma limpia.

– Que haya más policía vigilando nuestra ría, y a quienes la contaminan y envenenan nuestra salud.

– Que no es olvide que es ministra de Medio Ambiente, y no de industria.

– Que mire por #Huelva, que tiene a pocos metros de la ciudad el mayor vertedero de residuos químicos y radioactivos de Europa, que ocupan más de 1.200 campos de fútbol, y contienen 1.200 millones de toneladas de fosfoyesos y otros commpuestos químicos y radioactivos.

– Que llevamos ya casi 50 años de industrias químicas que contaminan nuestras vidas y nos empobrecen cada día más. HUELVA RÍCA, ES POBRE.

– Que #Huelva se merece un futuro, ya hemos sufrido demasiados años los efectos de la contaminación, y queremos trabajo y vida.

#NOALOSFOSFOYESOS.

2014-05-13 09.06.01

VÍDEO DE LA CONCENTRACIÓN

 

CRÓNICA DE LA VISITA DE LA MINISTRA (EL PAÍS ANDALUCÍA, 13.MAYO.2014)

La ministra de Agricultura elude pronunciarse sobre los fosfoyesos

Isabel García Tejerina fue alto cargo de Fertiberia antes de entrar en el Gobierno

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha eludido pronunciarse sobre las balsas de fosfoyesos que tiene Fertiberia, la empresa de fertilizantes del Polo Químico de Huelva, en las marismas del Tinto, durante la inauguración del XIII Congreso Nacional de Comunidades de Regantes de España, que se celebra en Huelva. García Tejerina fue directora de Planificación Estratégica de esta empresa antes de que formara parte del Gobierno central, donde ocupó el cargo de secretaria de Estado de Agricultura y Alimentación con Miguel Arias Cañete.

A las puertas de la Casa Colón, sede del congreso, la esperaban una veintena de miembros de la Asociación de la Mesa de la Ría, un colectivo que viene reclamando la recuperación ambiental de la avenida de Francisco Montenegro.

Sus integrantes reclamaron a la ministra que haga cumplir a Fertiberia la sentencia dictada por la Audiencia Nacional en 2010 y que restaure las balsas. “Ella ha sido directiva de la empresa que ha realizado esos vertidos de forma irregular y queremos confiar en la independencia de las Administraciones, que se deben a la legalidad y al cumplimiento de una sentencia judicial. La ministra no debe quedarse solo en el cese de los vertidos sino que debe acometer la retirada de todos aquellos residuos depositados indebidamente”, indicaron.

La compañía, perteneciente al grupo Villar Mir, lleva desde 2010 sin verter fosfoyesos a las marismas en cumplimiento de la sentencia de la Audiencia Nacional que obligaba a esta empresa al cese de esa actividad, porque la concesión otorgada para ocupar ese espacio había caducado. Pero la interrupción de los vertidos solo constituye el cumplimiento de la primera parte de la sentencia. La fábrica está obligada a recuperar la zona, que es dominio público marítimo terrestre, degradada con esos residuos y a devolverla en las mejores condiciones ambientales. Fertiberia debe presentar un plan de restauración de las balsas.

De hecho, la Junta estudia imponerle una sanción a la empresa por no presentar el proyecto de restauración, cuyo plazo expiró el 9 de febrero de 2013. La Administración autonómica abrió un expediente sancionador a la empresa por este incumplimiento en octubre pasado. La Junta está a punto de culminar el estudio de las alegaciones que entregó Fertiberia. De imponérsele una multa, ésta oscilaría entre los 24.000 y los 240.000 euros.